Mentalidad de seductor, el 70% de tu éxito

¿Para qué necesitas saber tú esto?

Pues porque a parte de comprender qué quieren, por qué y cómo dárselo, has de tener la mentalidad adecuada para llevarlo a cabo.

Lo más importante de todo esto (la seducción) y lo que más te va a costar es grabarte a fuego la mentalidad que has de tener para atraer a las mujeres.

Grábalo en tu subconsciente y las atraerás sin darte cuenta.

Si realmente tienes esta mentalidad, una vez termines de leer este libro sólo tienes que practicar y memorizar lo aprendido. Bueno, y sentirte muy afortunado porque perteneces al 0,1% de la población, o menos, a la que la vida le ha dado esta mentalidad.

Si, como yo, no has tenido esta gran suerte, haz los ejercicios de la quinta parte.

 

Mentalidad aven

– No me incomoda, ME ENCANTA hablar con mujeres

– YO SOY EL PREMIO, por lo tanto soy difícil de conseguir.

– MI VIDA SEXUAL NO ME PREOCUPA

Para que te quede más claro te voy a dar una imagen mental:

Aquí escoge la que mejor se adapte a tu personalidad, algo que te guste y seas exigente eligiendo. Yo te pongo un ejemplo con ir a comprar fruta al supermercado:

Vas por el supermercado y no hay ningún cristal que te impida coger lo que más te guste. (Este cristal que nombro, es el que te deja ver a través de él a las mujeres que te gustan, pero te impide acercarte). Escoges tú la fruta (tú eres el premio, así que tu eliges) y como vas con el carro lleno (tienes mujeres con las que ya te acuestas), o con un carro que sabes que vas a llenar (sabes perfectamente que aunque no tengas ninguna mujer con la que te acuestes, al final la tendrás, por lo tanto tu vida sexual no te preocupa), pues examinas la fruta que te llamó la atención (te diviertes porque te encanta hacerlo) y por eso la cogiste.

La miras bien (empiezas a conocer a la mujer) y si no te gusta (se porta mal, o hace algo que no te gusta), la dejas y coges otra, si te gusta, pues para el carro.

 

En resumen:

– No me incomoda ir a comprar fruta (no hay cristal), sino que ME ENCANTA

– Yo soy el que está comprando, por lo tanto, yo elijo, YO SOY EL PREMIO. Y como yo soy el premio no me esfuerzo por impresionarla (o eso debe creer ella).

– Si al girarla y examinarla tiene algo que no me gusta, no me importa, la dejo y voy a por otra. Mi carro está lleno. MI VIDA SEXUAL NO ME PREOCUPA. Me da igual si me acuesto con ella o no. Mi objetivo no es acostarme con ella, sino divertirme y perfeccionar mi técnica poco a poco.

Imagina lo que mejor te venga, si eres exigente escogiendo películas cuando vas al videoclub, pues imagina que estás en el videoclub escogiendo películas. Adapta el ejemplo a ti.

Actitudes que reflejan esto: cálido, seguro, positivo, alegre, relajado, curioso, ingenioso, agradable, participativo.

Actitudes que reflejan lo contrario: enfadado, impaciente, aburrido, irrespetuoso, engreído, pesimista, ansioso, grosero, vengativo, miedoso, dubitativo.

 

Ejemplo de un breve diálogo donde él muestra tener esta mentalidad, respondiendo como un auténtico maestro de la seducción:

Situación: ella conduce y aven va de copiloto. De repente él sube el volumen de la música en un semáforo donde acaban de parar, se baja del coche y se pone a bailar en la calle. Una vez el semáforo se pone en verde, se mete en el coche y ocurre lo siguiente:

Ella (bromeando) – como te vuelvas a bajar del coche así, que sepas que no te monto más.

¿Qué hubiera dicho el típico tío? Algo como: – vale, vale, ya no lo hago más,

jeje.

¿Y qué respondió él? Esto: – no pasa nada, pues te monto yo, jeje – (ha sido diferente, rápido en su contestación y además ha aprovechado para sexualizar*)

Ella: – ¡bahh! Tampoco será para tanto – (ella sigue bromeando e intenta dejarlo callado, como parte del juego, o a ver si contesta como el típico tío).

¿Aquí que respondería el típico hombre?: – eso es porque no lo has probado, jeje – . O algo similar.

Lo que respondió el aven fue: – bueno montarse aquí es como en la noria, hay a quien le impresiona más y a quien le impresiona menos, jeje – (él responde rápido de nuevo, demostrando inteligencia, además es original y gracioso, y sigue sexualizando, creando incluso imágenes en la cabeza de ella).

Fíjate cómo en sus contestaciones él refleja que es un hombre que elije, la ha elegido a ella y se lo dice, porque sabe que él es el premio y que ella lo notará. Muestra seguridad en sí mismo. Además se divierte, le encanta, no le incomoda para nada “jugar” con una mujer que le atrae. Y por último, en la última respuesta le deja claro que su vida sexual no le preocupa, no se va a esforzar por impresionarla o por convencerla de que es una máquina en la cama, le da igual, porque te repito, su vida sexual no le preocupa.

“Si cambias tu forma de pensar, cambiará tu forma de comunicarte; si cambias tus palabras, cambiarás tus acciones; si cambias tus acciones, cambiarás tu hábitos; si cambias tus hábitos, cambiará tu carácter; si consigues cambiar tu carácter, habrás cambiado tu destino.”

 

Por último, como siempre, tómate un momento para pensar en alguien a quien le pueda interesar esto y compártelo con él, a ti te suponen 3 segundos y a esa persona le puede hacer un mundo…

 

 

¡SUSCRÍBETE A NO SOLO SED!

Para recibir ya mismo las 50 PRIMERAS PÁGINAS de mi libro “No Solo Sed” y no perderte ninguna publicación -> suscríbete …