FAQ

LAS 7 PREGUNTAS MÁS FRECUENTES Y UNA MÍA PARA TI

 

¿Esto qué es? ¿Un método?

No es un método propiamente dicho ni son trucos en sí. El comportamiento humano sigue unas pautas genéricas en todos los ámbitos como por ejemplo en la amistad.

Nadie se comporta igual el primer día que conoce a una persona como después de una amistad de tres años; hay unas pautas de confianza, pasar tiempo juntos, etc.

Por lo que la seducción no se escapa a estos.

La seducción, al igual que las entrevistas de trabajo, trata de explotar tus puntos fuertes.

Más que un simple método estático es un amplio esquema con numerosas varianzas. Con la seguridad de ser un esquema, pero con lo bonito y emocionante de tener innumerables opciones.

 

¿Funciona siempre?

Esta habilidad es comparable al fútbol. Aprendiendo a tirar a portería, el más novato tirará fuera, pero hasta el más profesional tira fuera también. Nadie es perfecto.

Además, hay cosas que influyen y que se escapan de nuestras manos, como son: que tenga ella un mal día, que su amada amiga enferme y tenga que llevarla a casa, que tenga novio y le importe, etc.

 

¿Entonces lo que haces es cambiar a la gente, no?

Lo más común que cambiarás será tu inseguridad a la hora de hablar con mujeres, y la confianza en ti mismo. Básicamente te enseñaré a sacar tus puntos fuertes.

Por ejemplo, hay gente que malgasta el dinero, no son capaces de ahorrar e intentan cambiar eso de alguna manera. No cambiando la persona en sí, sino esa parte que él quiere cambiar. Pues en este caso es igual.

Una persona puede dedicarse a dar congresos, y temer hablar con una mujer que le atrae. Sin embargo, otro puede ser una persona muy segura de sí misma en este ámbito, y muy insegura a la hora de hablar en público.

 

¿Hay que fingir ser otro para conquistar a la mujer que te gusta?

Jamás. No enseño esto, ya que enseño a ser capaz de seducir siendo uno mismo, es decir, aprendiendo a sacar lo mejor de ti, como ya te comenté anteriormente.

Esto es primordial que lo sepas, ya que una mujer no es capaz de conocerte en cuestión de segundos, o minutos, así que no te rechaza a tí, sino tu actitud.

Nadie se comporta igual con su familia, con sus amigos, con su jefe, o con la persona que le atrae. Somos la misma persona en todas las situaciones, pero con actitudes distintas.

Parte de lo que te voy a enseñar, es a tener la actitud irresistible que atrae a todas las mujeres.

 

¿Cualquiera puede conseguir a cualquiera?

No exactamente, pero es sorprendente lo que la misma persona con una actitud u otra es capaz de llegar a lograr.

He realizado una gráfica que te dejará esto más claro. Esta gráfica está en el libro, concrétamente dentro de las 50 primeras páginas, por lo que sólo tienes que registrarte para verlo 😉

 

¿Esto no es un poco machista?

Para nada.

Te voy a enseñar a que estés a la misma altura que la mujer. De hecho, parte de mis enseñanzas son para que en esas ocasiones en que la mujer te da una mala contestación, sepas levantarte y quedarte a su altura. Ya que si intentaras pisotearla o quedar por encima, ella lo notaría y te vería como una mala persona a quien no merece la pena conocer.

Quedándote así, sin la oportunidad de seducirla a ella, o a alguna amiga.

Por otro lado, no tenemos en cuenta esas malas contestaciones, porque sabemos que se ponen una máscara o coraza para protegerse de los típicos hombres pesados.

 

Pero si aprendes esto ya no eres natural, ¿no?, yo prefiero que surja.

¿Eres de los que preguntaría esto? Enhorabuena entonces, la vida te ha tratado bien, no tienes problemas para relacionarte con la gente, y aunque tu vida sexual y sentimental no sea extraordinaria, puedes conformarte con ello.

He conocido mucha gente que dice esto, como una máscara por miedo al fracaso. Pero nadie te conoce mejor que tú.

Ahora te quiero hacer algunas preguntas que te ayudarán a reflexionar:

¿sabes que existe la fobia social? ¿Sabes que hay gente que no se atreve a pedir la hora a un anciano?

Bueno, pues esta gente se esfuerza, salen de lo que para ellos es natural (no preguntarla aunque quieran saberla) y se obligan a preguntar la hora. ¿Te has dado cuenta? Ellos empiezan haciendo artificial (pedir la hora), algo que para ti es natural.

Y para terminar, una cosa más: Cuando aprendiste a conducir ¿lo hacías naturalmente porque naciste sabiendo? ¿O fue algo que aprendiste, automatizaste y ya te sale de forma natural?

 

Mi pregunta para ti

¿No es una pena que dos personas que podrían hacerse muy feliz el uno al otro, amorosa y/o sexualmente, pasen por delante de sus ojos sin ni siquiera saber que existen y solo por el simple hecho de que él no sabe cómo hacerlo, no se atreve o tiene una actitud equivocada?

 

 

NO CONFÍO EN EL DESTINO (una reflexión mía)

Por mi experiencia este no siempre nos pone las cosas muy fáciles.

Imagina lo siguiente: vas por la facultad, te vas a la biblioteca a estudiar y resulta que el único sitio libre para sentarte es al lado de la mujer que te gusta. Después, además, se te olvidó el subrayador y se lo pides. Te lo deja y ves que está estudiando lo mismo que tú. Os ponéis juntos a estudiar porque justo el problema que estás haciendo no le sale y te pide que se lo expliques. Luego os lleváis bien y quedáis para estudiar otro día. No la llamas porque te dejaste el móvil en casa de un amigo. Y eso a ella le llama la atención. ¡Vale! Hasta aquí el destino te ha echado un buen cable.

Pero…¿Y si no te hecha este gran cable qué? ¿Dejas que esa mujer pase sin ni siquiera conocerla? ¿Y si es la madre de tus hijos? ¿Qué pena no?

Te he contado, muy brevemente, cómo podríais llegar a conoceros, después el destino tendría también que encargarse de que no la fastidiaras, ya que no sabes bien lo que estás haciendo.

Yo prefiero controlar en lo posible mi destino.

Prefiero enterarme de que va a estudiar ahí, sentarme cerca, dejarme el subrayador en casa y propiciar el proceso, porque sé cómo se hace y así quizás, no dejar pasar a la madre de mis hijos, la que me hará feliz toda mi vida. O simplemente, disfrutar con una mujer que me gusta, así como hacerla disfrutar de mi compañía también.

Si te has quedado con alguna duda ya sabes que sólo tienes que ponerte en contacto conmigo.

Por último, como siempre, tómate un momento para pensar en alguien a quien le pueda interesar esto y compártelo con él, a ti te suponen 3 segundos y a esa persona le puede hacer un mundo…

 

 

¡SUSCRÍBETE A NO SOLO SED!

Para recibir ya mismo las 50 PRIMERAS PÁGINAS de mi libro “No Solo Sed” y no perderte ninguna publicación -> suscríbete …